Church-Family Este Camino (This Way)
 Creer es obedecer

Creer es obedecer

“18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”
Juan 3:18 (RVR1960)


Introducción

La gran diferencia entre la vida eterna y la condenación eterna, entre la salvación y la perdición, entre la sanidad y el dolor, entre convertirse a Cristo y ser inconverso, radica en CREER o no creer en Cristo Jesús y Su obra en la cruz.

Desarrollo

Jesucristo dijo que Él no había venido a condenar al mundo, sino a salvarlo, Él fue claro cuando dijo que en realidad el que no creía en Él, ya había sido condenado, por su propia falta de fe, por no creerle a Dios, y es cierto.
O sea, el mundo ya estaba condenado por no haber querido creer en Dios, en Su Palabra, en Su Hijo Jesús. Más bien Jesús había venido para darnos una oportunidad más. Para demostrarnos con hechos muy concretos y espectaculares, para que pudiéramos creer y por lo tanto pudiéramos ser salvos.

En otras palabras, mientras sigamos viviendo como hemos vivido y sigamos haciendo lo mismo de siempre, estamos condenados.
Necesitamos un cambio radical de vida para ser salvos. Y ese cambio radical solo lo puede hacer Jesucristo en nuestro corazón.

1. Necesitamos reconocer nuestra condición actual
Definitivamente nos es necesario reconocer nuestra condición actual de
perdición y nuestra necesidad urgente de salvación.

2. Necesitamos arrepentirnos de nuestro pecado
Definitivamente el siguiente paso entonces es arrepentirnos de lo que hemos hecho, como hemos actuado, y lo que hemos dejado de hacer. Ya no más auto-justificarnos y autoengañarnos.

3. Necesitamos creer en Cristo y Su mensaje
Definitivamente necesitamos no solo creer en Cristo y Su obra, sino creer en Sus palabras, en Su mensaje.

4. La demostración de creer es obedecer
La forma más clara de saber que le creemos a Jesús es obedecerle. La fe no se demuestra ni por palabras, ni por ir a la iglesia, se demuestra por ser obedientes en todo a Él.

Aplicación Teoterápica

Debemos entonces aprender a obedecer porque creer es obedecer, y la obediencia es la demostración exterior de mi fe interior.

Vitamina T – Teoterapia para una Vida Saludable
Familia – Iglesia Este Camino.
Comunidad Cristiana de habla hispana.