Church-Family Este Camino (This Way)
 El que ríe de último, ríe mejor

El que ríe de último, ríe mejor

“17 Subiendo Jesús a Jerusalén, tomó a sus doce discípulos aparte en el camino, y les dijo: 18 He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte; 19 y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten, y le crucifiquen; mas al tercer día resucitará.”
Mateo 20:17-19 (RVR1960)

Introducción

Todas las situaciones difíciles en la vida son dolorosas, pero cuando se sabe el final de los acontecimientos, esas situaciones son mucho más fáciles de llevar. El problema es que los seres humanos tendemos a concentrarnos más en nuestras dificultades y derrotas, que en nuestras fortalezas y victorias.

Desarrollo

La afirmación de Jesús que habría de morir era muy fuerte para los discípulos. Ellos lo habían dejado todo por Él, y ahora se enfrentaban a la realidad que lo perderían, ¿entonces?, ¿qué iban a hacer?, ¿debían regresar a sus anteriores actividades como si nada hubiera pasado en estos tres años?, ¿o debía proseguir?, pero ¿proseguir en qué dirección?, ¿siguiendo a quién?, ¿dirigidos por quién?

Pero observemos con atención que Jesucristo les advierte que después de ser entregado, escarnecido, azotado, crucificado y muerto, Él habría de resucitar. Los evangelios nos muestran como los discípulos no habían entendido esto, y lo entendieron solo hasta después de que Cristo había resucitado. Aún no habían desarrollado la fe.

Pero cuando Cristo cumplió Su palabra, como siempre lo hace, la fe de ellos empezó a crecer a tal punto que por fin le creyeron todo, y cuando recibieron la unción y el poder sobrenatural del E.S., ya pudieron emprender la titánica obra para la que fueron llamados.

Nosotros también estamos llamados a la misma obra, y hemos sido capacitados por la unción del mismo E.S. que ellos recibieron también. En lo que a nosotros nos queda trabajo por hacer, es en CREER Su palabra sin dudar nunca.

Jesucristo ya hizo Su obra. Jesucristo ya cumplió Su palabra. Jesucristo ya nos demostró quién es Él. Ahora nos queda a nosotros creerle y obedecerle.

Aplicación Teoterápica

¡Qué profunda tristeza sobrecogió a los discípulos de Jesús cuando les habló de su próxima crucifixión y muerte! Pero ¡qué hermoso regocijo experimentaron luego cuando le vieron nuevamente entre ellos, ya resucitado, ya habiendo terminado la obra!

Como muy bien dice el dicho, el que ríe de último, ríe mejor, porque el gozo de los discípulos luego de ver a Su maestro

Vitamina T – Teoterapia para una Vida Saludable
Familia – Iglesia Este Camino.
Comunidad Cristiana de habla hispana.