Church-Family Este Camino (This Way)
 No Seamos Como Caperucita

No Seamos Como Caperucita

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero
por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen
uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos,
pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el
árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado
en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.
Mateo 7:15-20 (RVR1960)

 

Introducción

El cuento de Caperucita Roja nos narra la historia de una niña que al no seguir las instrucciones de su madre, termina siendo engañada por el lobo.

Desarrollo

Este versículo nos presenta un relato que no esta nada alejado de nuestra realidad y 
esta advertencia fue dada por Jesús. El versículo contiene 3 palabras importantes a resaltar: Ovejas, lobos y frutos.

1. Ovejas: La oveja se caracteriza por se un animal tierno e inofensivo, un animal
que confía en su pastor y se deja guiar por él. Todos nosotros deseamos ser
pastoreados por Dios, ser guiados por nuestro Padre celestial.

2. Lobos: Es un animal depredador. Se caracterizan por ser grandes cazadores
gracias a la agudeza de sus sentidos.
Jesús esta haciendo una comparación entre el lobo y los falsos profetas, nos
exhorta a tener cuidado con esas personas habilidosas que desean
engañarnos.

3. Jesús nos da una pauta muy concreta y práctica para nuestro discernimiento:
conocerlos por sus frutos. Nuestro mundo a veces puede ser tan confuso,
haciendo tantas promesas de felicidad y bienestar, pero tan lleno de
sufrimiento y soledad. Necesitamos discernir, darnos cuenta de la calidad de
fruto que damos cada uno de nosotros. En otras palabras, no solamente
escuchemos lo que las otras personas dicen mira lo que ellos hacen también,
así podrás ver si es un árbol con buenos frutos o malos frutos. Tu puedes
conocer sus frutos por sus acciones.

Aplicación Teoterápica

No seamos como Caperucita que hizo caso omiso a las advertencias, a las señales
dadas por su madre. No podemos omitir que Jesús nos hizo esa advertencia y es solo
a través de nuestra comunión diaria con Dios, lectura de su Palabra y la guía del
Espíritu Santo que vamos a poder identificar los frutos buenos y malos, vamos a poder
descubrir cuando un lobo esta disfrazado de oveja.

Vitamina T – Teoterapia para una Vida Saludable
Familia – Iglesia Este Camino.
Comunidad Cristiana de habla hispana.