Church-Family Este Camino (This Way)
 Nuestro descanso

Nuestro descanso

“28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;
30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”
Mateo 11:28-30 (RVR1960)

Introducción

Hay muchos momentos en nuestras vidas donde todos nos sentimos abrumados, cansados, cargados, desgastados, inclusive, decepcionados, traicionados, ultrajados.

Desarrollo

Es por esta razón que nuestro amado Salvador, nuestro Señor Jesús nos dice en Mateo 11:28-30 que aprendamos a descansar en Él.

1. El descanso de Jesús no es no hacer nada
Contrario a lo que muchos piensan, descansar no es no hacer nada, sino cambiar de actividad. Jesús aquí nos está proponiendo un cambio de actividad,
en lugar de estar todo el día concentrado en nosotros mismos como solemos hacer, Él nos da un yugo fácil y una carga ligera: compartirles a otros de Cristo.

¿Por qué fácil y ligero? R/ Porque en realidad la obra la hace el E.S. utilizándonos a nosotros para hablarles a otros, el convencimiento también lo
pone Él, y en última instancia la decisión de querer recibir el evangelio de Cristo es de la persona que recibe el mensaje, tampoco es nuestra.

2. El mal genio y la prepotencia (orgullo) agotan
Jesús nos dice también que aprendamos de Él que es manso y humilde para que hallemos descanso para nuestras vidas.
Y es que vivimos muy concentrados en tener, aparentar, mostrar a otros lo que no somos, impresionar con una imagen de lo que en la realidad no hacemos, pretendiendo siempre ser muy diferente de lo que en realidad somos,
llenándonos de orgullo y tratando a los demás como si fueran menos para sentirnos superiores a los demás.

Esto genera también en nosotros una mala actitud de mal genio, enojo, amargura, donde nos molestamos por cualquier cosa, porque no queremos que nos descubran, porque no queremos que nadie vea lo que hay debajo del
disfraz que nos hemos puesto.

Esto es muy desgastante. Por eso Jesús nos enseña que si somos humildes y mansos, si dejamos la amargura y el mal genio, si aprendemos a ser simples, sencillos, sin complicaciones, sin dobles caras, sin guardar imagen, sin aparentar, amando a los demás, perdonando las imprudencias y groserías de los demás, sin hacer alborotos por todo, descansando en Él, disfrutaremos la vida.

Aplicación Teoterápica

Aprendamos a disfrutar el verdadero descanso en y con Jesucristo nuestro Señor, teniendo una forma más simple y humilde de vivir, así disfrutaremos “nuestro descanso”.

Vitamina T – Teoterapia para una Vida Saludable
Familia – Iglesia Este Camino.
Comunidad Cristiana de habla hispana.