Church-Family Este Camino (This Way)
 En el bolsillo no en el corazón

En el bolsillo no en el corazón

“Porque todos los males comienzan cuando sólo se piensa en el dinero. Por el deseo de amontonarlo, muchos se olvidaron de obedecer a Dios y acabaron por tener muchos problemas y sufrimientos.”

1 Timoteo 6:10 (TLA). 

Introducción

Hoy se vive un estilo de vida donde normalmente se piensa que el dinero resuelve todo y es necesario para tener una vida exitosa e incluso para ser felices.

Sin embargo, la Palabra de Dios nos plantea un esquema totalmente diferente en cuanto a nuestra posición frente al dinero. Nos desafía a darle la importancia justa, lo necesitamos para pagar por las cosas y nada mas.

 

  1. La Gran Pregunta: ¿Cómo darle al dinero la importancia justa?

“Porque todos los males comienzan cuando sólo se piensa en el dinero.”

 

Se debe cambiar un esquema, el dinero no es a fuente de provisión, el dinero en sí mismo solo es el medio que Dios utiliza para proveernos.

 

Un medio es el dinero, un medio es el trabajo, medios son todas las formas usadas por Dios para proveer las necesidades y anhelos materiales. La fuente es la que da, la fuente es Dios porque es el proveedor, Él es todopoderoso y da todo lo que el hombre necesita y más, porque nos ama. Filipenses 4:19

 

El camino correcto se da cuando se ama a Dios porque Él no solo es digno de nuestro amor sino de nuestra entrega total.  Así se convierte en la fuente inmutable y permanente. Así el cristiano puede experimentar una seguridad total para la vida, Dios cuida de él y provee para él. La seguridad esta en el Dios inmutable y amoroso que es la fuente, no en el dinero que un medio.

 

  1. La estrategia: La atención en Él

“Por el deseo de amontonarlo, muchos se olvidaron de obedecer a Dios”

 

Cuando la atención se centra en buscar las formas de acumular el dinero e incluso de amontonarlo, los esfuerzos se centran en el medio (el dinero) y no en la fuente (Dios). Dios es el que puede dar la provisión que el hombre necesita. Dios da para la necesidad y mucho más. Hebreos 12:2

 

La estrategia exitosa para los hijos de Dios es aprender a conocer a Dios y descubrirlo como su proveedor total.  Solo así se puede generar un cambio en el corazón y tener a Dios como la única fuente de provisión para el hombre.  Esperar en Dios es productivo para el cristiano, lo hace crecer y madurar, sobre todo le permite disfrutar de su amor y cuidado. Por el contrario, poner la confianza en el dinero produce desequilibrio, el dinero en sí mismo no puede producir la estabilidad que el hombre necesita.

 

Aplicación Teoterápica: Escojamos bien el final de nuestra historia

“y acabaron por tener muchos problemas y sufrimientos.” 

En la vida todo son opciones, en la vida cristiana y bajo el liderazgo del Espíritu Santo el hijo de Dios tiene la posibilidad de escoger la mejor versión de su vida.

La opción para la mejor versión es convertir a Dios en la fuente, garantizándose la vida agradable y perfecta diseñada por Dios. Romanos 12:2

La otra opción es llevar solo las riendas de la vida, asumiendo la responsabilidad de buscar la provisión, convirtiendo al dinero en la fuente, produciendo en la vida desequilibrio y frustración.

La elección y desafío es concreto, vamos a pasar el dinero solo por el bolsillo y no por el corazón, el dueño del corazón solo es Dios.

Vitamina T – Teoterapia para una Vida Saludable
Familia – Iglesia Este Camino.
Comunidad Cristiana de habla hispana.